Un Versículo de la Biblia


Nos complace hacerle el regalo de un trozo de la sagrada biblia. El texto bíblico es el versículo 16 del capítulo 3 del Evangelio según San Juan. Dios a usado las palabras de este texto para la bendición eterna de millones de personas.

Juan 3:16 fue pronunciado por Cristo una noche, hace más de 2000 años, mientras conversaba con un hombre llamado Nicodemo. Jesús le hablaba acerca de la necesidad de la salvación personal, el nuevo nacimiento y la vida eterna. Sería bueno que leyera todo el capítulo 3 de Juan en donde encontrará los detalles de ese famoso relato bíblico.

Las primeras dos líneas impresas arriba hablan de lo que Dios ha hecho. El amó y dio. Las otras dos líneas hablan de la responsabilidad que usted tiene. Usted debe creer, para no perderse.

Juan 3:16 expresa en pocas palabras el mensaje del evangelio. Todos somos pecadores destinados a eterna condenación. Dios quiere salvarnos del infierno y por esto el entregó a su Hijo a morir para los pecadores. El momento en que una persona acepta a Cristo se salva y goza de vida eterna, pecados perdonados, paz con Dios y una herencia eterna en los cielos.

 

De tal manera amó Dios al mundo... 

Dios ama a todos. "Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros."     Romanos 5:8

 "En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, si no en que él nos amó a nosotros, y envió a su hijo en propiación por nuestros pecados."      1 Juan 4:10

 ¿Podemos dudar del amor que Dios tiene para con nosotros cuando estuvo dispuesto a enviar a su Hijo del cielo para ser nuestro Salvador?

 

... que ha dado a su hijo unigénito ...

Dios tiene un solo Hijo. Cristo Jesús es el Hijo de Dios. El Espíritu Santo reveló a María que "el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios".    Lucas 1:35

¿A cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú?   Hebreos 1:5

Antes de ser crucificado, Jesús fue preguntado por el concilio que le juzgaba, "¿Eres tú el Hijo de Dios?"  Lucas 22:70

Entendieron por su respuesta, "Yo soy", que El testificaba de su deidad.

"Hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre."  1 Timoteo 2:5

 

... para que todo aquel que en él cree ...

Dios dio a su Hijo a morir en el calvario. La muerte del Señor Jesucristo no fue ningún accidente. "Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados."    Isaías 53:5

"Os declaro  . . . el evangelio,  . . . Que Cristo murió por nuestros pecados,  . . . y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras."    1 Corintios  15:1-2.

Jesucristo mismo dijo: "Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia."  Juan 10:10.

 

... no se pierda ...

Dios no quiere que nos perdamos, pues estamos en peligro de muerte eterna. Si Cristo vino para que tengamos vida, es porque delante de Dios "estamos muertos en delitos y pecados."  Efesios 2:1. La biblia deja establecida que la sentencia de muerte sobre cada pecador. "El alma que pecare, esa morirá"  Ezequiel 18:4

"Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego."  Apocalipsis 20:15

"Dios quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad."  1Timoteo 2:4

Los valores divinos y eternos son muy diferentes a los valores humanos y pasajeros. Va a sufrir pérdida eterna la persona que se interesa sólo por el presente.

"El que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque, ¿Qué aprovechará el hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?"   Marcos 8:35-37

 

... mas tenga vida eterna ...

¡Hay Buenas Nuevas para todos! Dios da vida eterna al que cree. Hay libertad de la condenación; hay salvación, pues: "Cristo padeció por nosotros.  . quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia."  1 Pedro 2:21, 24.

Jesucristo dijo, "De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas a pasado de muerte a vida."   Juan 5:24

 

¿Qué de usted?

Un carcelero le preguntó a Pablo y a Silas: "Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?"  Hechos 16:30. La respuesta dada al carcelero es la misma que le damos a usted, "Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo."  Hechas 16:31.  "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe."   Efesios 2:8-9.

Recuerde que las palabras de Juan 3:16 son del Señor Jesucristo, son palabras de verdad.

Si desea más información sin compromiso, por favor escribanos a la dirección de correo y háblenos a los números que aparecen en esta página.

 

 

               

      

 

© 2017 CENTRO EVANGÉLICO NEZA